Jugar al bingo online de manera segura

Bombo de bingo en movimiento mezclando las bolas

Internet es un gran modo de conectar con otras personas y de jugar a juegos como el bingo online. Por desgracia, también es el hogar de algunos tipos escurridizos, conocidos por cibercriminales, interesados en robar tu información y tu dinero. Pero no te preocupes… Para mantenerte seguro online no necesitas el equivalente de Internet de un espray de pimienta.

Así es: Internet puede ser a veces un sitio peligroso. Pero eso no debe hacerte desistir de disfrutar de todo lo que tiene para ofrecer ¡y sobre todo no debe impedirte jugar al bingo!

Estas son unas directrices generales para ayudarte a mantenerte seguro.

¡Peligro, es un desconocido!

Por más encantador que alguien pueda parecer online, o por triste que sea la historia que cuente, siempre debes pensártelo dos veces antes de compartir datos personales con ese desconocido. Lo mismo se aplica a empresas que no conozcas. Asegúrate de investigarlos antes de entregarles informaciones que puedan usar en tu contra de alguna manera, a no ser que te guste recibir spam en tu e-mail y charlar con «príncipes» nigerianos.

También es importante mantener privados tus datos en las redes sociales. Seguro que ese bombón de Instagram parece muy dulce, pero no deberías dejar tu número de teléfono en su muro, donde cualquiera pueda verlo (por cierto, eso no solo es arriesgado, sino que además da un poco de yuyu). Y lo mismo con Twitter, Facebook o cualquier otra red social. Si no tienes cuidado, ¡lo que compartas públicamente en esos sitios puede acabar en las búsquedas de Google!

Activa las opciones de privacidad y seguridad de tu navegador

La mayoría están diseñados para impedir que los fisgones de Internet vean tu actividad online, pero esas opciones pueden desactivarse. Esa ventana emergente que te avisa de que Windows Defender está siendo atacado podrá parecer auténtica, pero desconfía de cualquier ventana que te pida deshabilitar cualquier opción de seguridad. Simplemente cierrala y márchate del sitio web. Largarse –igual que hiciste con tu horrible ex– suele ser la mejor alternativa.

Asegúrate de que tu conexión a Internet es segura 🌐

Si estás en casa compartiendo fotos supertiernas de tu nuevo cachorrillo en Instagram, probablemente no tendrás que preocuparte demasiado por la seguridad de tu conexión. ¿Pero qué pasa si andas utilizando el «wifi gratis» de tu vecino? ¿O si entras en tu Facebook en ese pintoresco café de la esquina? En casos así, probablemente deberías pensártelo dos veces. Si esas conexiones de Internet no son seguras, puede haber alguien recopilando tus nombres de usuario y contraseñas subrepticiamente.

No, «contraseña» no es una buena contraseña

Te entendemos… La mayoría de nosotros no tenemos memoria fotográfica y eso nos vuelve un poco descuidados a la hora de elegir nuestras contraseñas. ¡Pero usar contraseñas típicas es un desastre en ciernes!

Tanto si se trata de un familiar un tanto sibilino, de tu ex o de un cibercriminal, si alguien consigue el nombre de usuario de tu e-mail, tus redes sociales o del sitio web donde juegas al bingo online, lo primero que hará es intentar descubrir también tu contraseña y empezará probando con las más habituales. Contraseñas típicas como «qwerty», «123456789» o, Dios no lo permita, «contraseña», ¡son un gran «ni hablar»! También debes evitar incluir en ellas datos personales como la fecha de tu cumpleaños o el nombre de tu mascota.

Si buscas una contraseña más fuerte que el cuádruple espresso que te tomas tras una noche de juerga, debe tener muchos caracteres, combinar mayúsculas y minúsculas, números y algunos caracteres o símbolos especiales para redondear la cosa.

Ten cuidado con dónde haces clic 👆

A una «amiga» mía le encantaba todo lo relacionado con los gatos. Tenía un gato como fondo de pantalla, un salvapantallas de gatos y hasta el icono del puntero de su ratón era un gato (no sé yo si no habrá cierta ironía en todo esto…). Pero nunca habría podido imaginarse que ¡ese icono de un ratoncito de aspecto inocente era en realidad un esquivo software que estaba infectando hasta el último rincón de su nuevo ordenador!

¿Pero de dónde sacó ese bonito aunque no muy simpático icono de un gatito para su ratón?

Vio un anuncio e hizo clic en él. No pudo resistirse. ¡Fue un impulso felino, al fin y al cabo!

Al navegar por Internet debes tener en cuenta que no todos los enlaces donde hacer clic son seguros, por más auténticos que parezcan. Los cibercriminales tienen cada vez más práctica en crear sitios web, ventanas y, sí, también anuncios, con una apariencia legítima para intentar acceder a tus equipos o dispositivos.

Protegerte cuando juegues al bingo online

Los consejos anteriores te mantendrán protegido cuando uses la mayoría de los servicios web, pero ¿qué puedes hacer si quieres jugar al bingo online? Estas recomendaciones son específicamente para sitios web de bingo.

Haz los deberes 📖

Como ya hemos dicho, el mero hecho de que un sitio web parezca fiable no significa necesariamente que lo sea. Puede tratarse de una estratagema fraudulenta de cibercriminales que pretendan robar por ejemplo los datos de tu tarjeta de crédito. Así que debes comprobar siempre que se trata de un negocio legítimo.

El primer paso es asegurarte de que tiene la licencia adecuada, emitida por la correspondiente autoridad reguladora del juego de tu país. Luego tienes que buscar críticas o comentarios de otros jugadores sobre el sitio web. Hazlo en blogs, foros o redes sociales; todos ellos son buenos lugares donde encontrarlos. También hay sitios dedicados específicamente a reseñas, pero pueden ser falsos o estar comprados, con lo que compara siempre esas reseñas con las de otras fuentes.

No ignores la letra pequeña

En todo lo que tenga que ver con dinero, es siempre importante leer la letra pequeña. Los términos y condiciones de aspectos económicos de los sitios web de bingo online pueden definir un marco general o incluso establecer en concreto cómo solicitar un reembolso o hacer tus depósitos.

Aparte, antes de pulsar ese botón de registro, debes saber también cómo va a usar tus datos personales el sitio web. Algunos pueden vender parte de ellos a terceros (¿te acuerdas de lo de Facebook y Cambridge Analytica?).

En última instancia, asegúrate siempre de leerlo todo para saber exactamente en qué vas a meterte.

Comprueba que puedas hacer depósitos a través de canales seguros

Los que sean un poco más viejos recordarán la época en que la simple idea de indicar online los datos de la tarjeta de crédito de uno hacía estremecerse a cualquiera. Hoy en día, en cambio, usar tu tarjeta en Internet es el pan nuestro de cada día. La mayoría de nosotros ni se lo plantea; simplemente lo hacemos.

Aun así, es importante saber qué canales o formas de pago admite tu sitio web de bingo favorito. Aunque la mayoría acepten el pago con tarjeta a través de conexiones seguras, deberías fijarte también en si admiten carteras electrónicas del estilo de PayPal. Esos servicios de carteras electrónicas suelen tener medidas extra para proteger a sus usuarios, lo que los hace un poco más seguros.

También puedes usar una tarjeta de crédito virtual para protegerte mejor. Ese tipo de tarjetas pueden ser de un solo uso o, si lo prefieres, a veces es posible activarlas durante un tiempo limitado. Así, aunque un sitio web sea hackeado y alguien consiga robar los datos de tu tarjeta virtual, será mucho menos grave que si hubieras usado tu tarjeta de crédito normal.

Comprueba que el sitio web apoye el juego seguro

Tus datos personales y financieros no son lo único que importa. ¡También tú mismo! Por divertido que pueda ser jugar, si empiezas a dormir poco, a estar siempre de mal humor o a decirles a tus amigos que no puedes quedar por culpa del juego, quizá te convenga hablar con alguien.

Para asegurarte de que tu experiencia de juego sea segura y saludable, comprueba si el sitio web ofrece servicios de apoyo a sus jugadores. Puede facilitarlos directamente, con su propio personal, o a través de organizaciones y servicios como Jugar Bien.

Además, verifica que el sitio web tenga opciones que permitan mantener a raya tu propio comportamiento en él. Los sitios más fiables incluyen controles para limitar tu presupuesto o el tiempo. Así podrás administrar la cantidad de tiempo y de dinero que inviertes en el sitio web.
YoBingo te ofrece una experiencia tan increíble como segura. Nuestra licencia te garantiza plena tranquilidad y seguridad para que juegues y te lo pases bien sin preocuparte, haciendo nuevos amigos, teniendo la oportunidad de divertirte jugando al bingo online.

Botón degradado de JUGAR

Share this Story
Leer más Artículos Relacionados
Leer más en Bingo Online

Mira también

¿Por qué son tan supersticiosos los jugadores de bingo?

 «Si un gato negro se cruza en tu ...

Buscar

Archivos