La mejor manera de mantener tu presupuesto en el Bingo

Hombre joven se entretiene jugando al bingo online con su teléfono móvil apoyado en el sofá de su casa

¿Has saltado de la silla y estás gritando B-I-N-G-O al acabar la partida? ¿O andas lamentándote porque otro te ha robado el premio delante de tus narices? (¡La victoria será mía la próxima vez, suertudo88!). Ganes o pierdas, ¡la mayoría de los aficionados al bingo saben que es un juego emocionante! ¿Pero sabes qué no es nada emocionante? Tener que comerte la pizza congelada caducada que has tenido que arrancar del fondo de tu congelador. Aunque no te preocupes, ¡aquí tienes cinco formas de mantenerte dentro de tu presupuesto para el bingo y de evitar un desastre en tu dieta!

Por qué debes tener un presupuesto para el bingo

Quizá pienses que no esté tan mal tener que comerte una pizza pasada o unas galletitas un poco rancias, pero la verdad es que hay otras razones por las que deberías establecer un presupuesto. ¡Vamos a verlas!

No tendrás que dejar de pagar otras cosas importantes

Por ejemplo, tu cuenta de Netflix no va a pagarse sola, ¡y necesitas saber cómo acaba La Casa de Papel, entre otras!

Jugarás sin estrés

Hay una delgada línea entre no caber en ti de la emoción y no caber en tus pantalones pero no poder comprarte otros. Si te mantienes dentro de tu presupuesto, no tendrás que andar preocupándote de si estás gastando demasiado y jugar será igual de divertido y emocionante.

Puedes llevar la cuenta de lo que ganas y pierdes

Si eres tan fanático del bingo como dices ser, ¿por qué no llevar las cosas un poco más lejos? Usa tu presupuesto para saber lo que ganas y lo que pierdes.

3 formas fáciles de jugar sin pasarte de tu presupuesto

Monedas protegidas bajo una cúpula de vidrio y manos

Ahora que ya sabes por qué deberías hacerlo, ve la parte del cómo mantener tu presupuesto para conseguir jugar al bingo regularmente, poder comer de una nevera llena y seguir haciendo maratones de tus series favoritas de Netflix.

1. – ¿No te sobra la pasta? Juega a partidas baratas

Sí, ¡es verdad que esos grandes botes son muy tentadores! ¡Lo entendemos! Pero antes de que los ojos te hagan chiribitas, piénsatelo bien. Cuando hay botes grandes, normalmente tienes que pagar más para jugar. Y si tus fondos tienen pinta de ir bajando como una barra del limbo rock, ¿por qué no pruebas con partidas más baratas? Claro que sus botes serán más pequeños, pero jugar puede costar tan poco como 1 ó 5 céntimos. Seguirás pasándotelo en grande sin sentir grandes remordimientos por andar gastándote más de la cuenta.

2. – ¿Tu cartera está un poco vacía? ¡Confraterniza!

El bingo siempre ha sido un juego «sociable». ¿Por qué crees que a tu abuelita le gusta tanto? ¿En qué otro sitio puedes jugar a un emocionante juego de azar y enterarte al mismo tiempo de los cotilleos más recientes?

Por suerte para ti, ¡no hace falta ir a una sala de bingo para confraternizar con otros jugadores! Algunos sitios web de bingo ofrecen partidas  super baratas, a través de un chat. Son ideales para jugar con amigos u otros entusiastas del bingo. A diferencia de los juegos que son controlados por nuestros amos y señores, los robots, ¡por detrás de esas partidas suelen estar personas de verdad! Eso les da la vivacidad del juego real incluso siendo online.

Aunque te consideres la reina o el rey de la multitarea, quizá estés preguntándote cómo se supone que vas a chatear al mismo tiempo que juegas al bingo online. No hay problema… Puedes hacer que el propio juego tache los números automáticamente por ti mientras te dedicas a tus charlas públicas y privadas.

Y por si te cansas de que el escenario sea siempre el mismo, te alegrará saber que hay muchos chats de bingo temáticos por ahí, ¡incluidos chats sobre números, deportes o hasta sobre el karaoke!

3. – Ayúdate a ti mismo poniendo un límite a tus depósitos

Otro modo de prevenir acabar sin un duro al final de mes es limitar tus depósitos. Muchos sitios promueven el juego responsable permitiendo establecer un límite máximo para tus depósitos en un cierto periodo de tiempo. Por ejemplo, puedes establecer uno diario, semanal, mensual o personalizado conforme a tus necesidades.

Por otro lado, si vuelve a subir el recibo de la luz (esperemos que no más, por favor) o si a Netflix se le ocurre subir su tarifa mensual, podrás bajar el límite y eso tendrá un efecto inmediato.

Descubre en YoBingo todas las salas con diferentes horarios y precios de cartones ¡y elige la que mejor se adapte a ti! Además, ¡también te ofrecemos lo mejor en ruleta online, tragaperras o video bingo!

botón con degradado JUGAR
Share this Story
Leer más Artículos Relacionados
Leer más en Juego Responsable

Mira también

Glosario de términos de Bingo

Son muchos los lugares en los que encontramos ...

Buscar

Archivos