Conviértete En Una Persona Madrugadora Y Mantén Tu Rutina

Una mujer se estira mientras se levanta de la cama.

¿Qué tienen en común personas de gran éxito como Cameron Diaz, Jeff Bezos y Oprah? Todos ellos abogan por los beneficios de empezar el día temprano. Y no son los únicos. Cada vez más personas descubren que una buena rutina matutina hace que el resto del día sea mucho mejor. Las personas madrugadoras tienden a tener más energía, a tomar mejores decisiones y a conseguir más cosas durante sus horas de vigilia. También tienen más tiempo para dedicar a las cosas que quieren hacer para sí mismas, ya sea ver a los amigos, entrenar para una maratón o jugar al bingo online

Tú también puedes ser una persona madrugadora si te lo propones. Al fin y al cabo, tienes el control de tu destino. Sigue leyendo nuestros consejos para seguir el programa y cumplirlo

1. Prepárate

Levantarse por la mañana es una decisión con la que la gente suele lidiar. Cuando pasas del sueño a la vigilia, es tentador posponer la decisión de levantarte lo más tarde posible. Entonces te das cuenta de que tienes prisa por hacer un millón de cosas a la vez. Te sientes nervioso y poco preparado, y tu día empieza mal antes de que hayas salido a la calle.

Evita esta situación con un simple cambio: Toma la decisión de levantarte la noche anterior. Si ya has decidido a qué hora te vas a levantar, lo único que tienes que hacer es irte a la cama un poco antes, y mantenerte firme en tu decisión; no te convenzas de lo contrario. Comprometerte contigo mismo es el paso más importante para convertirte en una persona madrugadora.

2. Elige la hora

¿Cuál es la mejor hora para despertarse? Eso depende de ti y de tu horario. Las personas de gran éxito suelen despertarse a partir de las 6 de la mañana, o incluso a las 5. Puede que sea una propuesta difícil para empezar, pero puedes conseguirlo. Empieza por elegir una hora que se ajuste a tus obligaciones pero que también te dé tiempo extra… solo para ti. Si tienes que estar en el trabajo a una hora determinada, retrocede y averigua en qué momento de la mañana tendrás tiempo suficiente. Lo que incluyas en tu rutina matutina dictará el tiempo que necesitas. 

Eso sí, una cosa muy importante – y puede que te sorprenda –: apaga el despertador: Apaga la alarma. Como dice Oprah, despertarse así «es alarmante». Vuelves a tu consciencia, sintiéndote inmediatamente como si estuvieras bajo ataque porque la alarma dispara tus hormonas del estrés y la adrenalina. Así que, en lugar de despertarte en modo lucha o huida, vete a la cama temprano. Necesitas ocho horas de sueño. No te quedes despierto toda la noche jugando al bingo online. Más bien programa tu tiempo de ocio para las primeras horas de la noche

3. Hidrátate

Agua virtiéndose en un vaso.

El mayor error que comete mucha gente cuando empieza a levantarse temprano es echar mano del café. Lo mismo ocurre con los refrescos y otras bebidas con cafeína. La cafeína puede provocar insomnio, nerviosismo e inquietud, irritación estomacal, incluso náuseas, y aumento del ritmo cardíaco y de la respiración. Si empiezas con la cafeína dos o tres horas antes de lo habitual, te estás abocando al fracaso.

Es mucho mejor beber agua al levantarse y mantenerse hidratado durante todo el día. El agua tiene el efecto contrario al de la cafeína: Te revitaliza y te calma. Un vaso de agua a primera hora es la forma perfecta de empezar el día con energía. Esto no quiere decir que sea fundamental dejar de tomar café por completo. Pero cuanto más te acostumbres a beber agua, más apreciarás sus beneficios. La primera vez que alguien te diga que tu piel tiene buen aspecto, podrás agradecérselo a tu nueva rutina matutina!

4. Muévete

Si hay algún rastro de sueño en ti, puedes disiparlo haciendo ejercicio. No te preocupes: no tiene por qué ser un entrenamiento completo. Puedes saltar a la cuerda, hacer flexiones, sentadillas y abdominales, o cualquier cosa que active tu cuerpo. Lo que sea que elijas hacer, intenta que sea algo que te guste, porque es más fácil que lo sigas haciendo.

Al cabo de un tiempo, puedes prolongar el tiempo de ejercicio para aumentar los beneficios. Intenta hacer algo vigoroso durante al menos 10 minutos cada día. Bailar, hacer footing o pasear por el vecindario son buenas opciones (prueba a elegir una dirección distinta cada vez para variar un poco). O, si estás muy animado, para una dosis extra de motivación, puedes incluso contratar a un entrenador personal que te visite a primera hora de la mañana. Cualquiera que sea tu solución, pronto descubrirás que piensas con más claridad, estás en mejor forma y posiblemente también más feliz. Si Richard Branson puede hacer ejercicio todas las mañanas, tú también puedes.

5. Trágate el sapo

Esta idea proviene del clásico libro de negocios de Brian Tracy, ¡Trágate ese sapo! La idea básica es hacer la peor tarea de tu lista a primera hora de la mañana (después de hacer ejercicio). ¿Odias lavar la ropa? Hazlo de inmediato. El resto del día será mucho más fácil porque ya habrás hecho lo que te costaba afrontar. Si cada día «te tragas un sapo diferente» antes de desayunar, serás más eficiente a medida que vayas terminando con los platos, la cocina y otras tareas.

6. Toma consciencia

Un hombre con traje mirándose en el espejo.

Ahora que te has quitado ese sapo de encima, puedes abrir tu mente al resto del día. Céntrate en lo que te gustaría conseguir (ponte objetivos que no sean ridículos, por supuesto) y visualízate haciéndolo realidad. Pregúntate por qué te has levantado temprano hoy. Si no tienes una razón de peso, es el momento de descubrirla. ¿Estás en contacto con tus valores, objetivos y pasiones, o se han quedado en el camino? Puedes tomar prestada una técnica del difunto Steve Jobs. Es famosa su frase: «Durante los últimos 33 años, me he mirado al espejo cada mañana y me he preguntado: ‘Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy? Y siempre que la respuesta ha sido ‘No’ durante demasiados días seguidos, sé que tengo que cambiar algo». 

7. Prepárate para mañana

El mejor momento para planificar el mañana es hoy. Cuando termines de trabajar, asegúrate de relajarte con un buen libro, una película entretenida, una comida casera o incluso una relajante sesión de tragaperras online (ponte un presupuesto). Luego, antes de irte a la cama, haz una lista de lo que te gustaría hacer con el tiempo extra que te vas a reservar mañana. Puedes hacerlo en el reverso de un sobre, en tu cabeza o incluso en un documento que guardes en la nube: lo que se ajuste a tu forma de rodar. Identifica el «sapo que te vas a comer» a la mañana siguiente y detalla tus tareas personales y laborales restantes por orden de prioridad. Así no tendrás que gastar energía mental en la toma de decisiones de mañana, ¡y harás muchas cosas! Verás que eres más eficiente en cuanto al uso del tiempo y estarás menos estresado, lo que te permitirá tener un mejor equilibrio entre la vida laboral y la personal. 

Recalibra tu equilibrio entre vida y trabajo con YoBingo

Esperamos que este blog te haya resultado útil. Recuerda que un buen equilibrio entre trabajar duro y disfrutar de la vida incluye dedicar algo de tiempo al ocio. Las personas exitosas solo tienen tiempo para lo mejor, y eso es justo lo que consigues al registrarte en YoBingo. 

Explora los mejores juegos de nuestra plataforma, y hazlo en el momento del día que mejor te vaya. Hemos diseñado nuestra aplicación de juegos de casino pensando en la gente ocupada, por lo que es compatible con teléfonos móviles y tabletas. Llévate toda la diversión a casa y estimula tu mente con los juegos de bingo online o déjate llevar por las tragaperras online reales. Hagas lo que hagas, diviértete y juega siempre de forma responsable. 

JUGAR
Share this Story
Leer más Artículos Relacionados
Leer más en Otros

Mira también

¿Cuáles son los tipos de bingo que hay?

¿Quién no ha jugado alguna vez al bingo ...

Buscar

Archivos